Un año y medio desde la Pandemia. Más fuertes que nunca.

Acabamos un año y medio lleno de incertidumbre debido al COVID19.

La Asociación se ha visto afectada como cualquier otro ente por estos parones, por los miedos, por la complicada situación económica y por echar muchos cables a muchas familias que se han visto afectadas por culpa de esta pandemia de la falta de movilidad nacional e internacional. Espero y deseo que todas las socias/socios/socies os encontréis bien.

Es verdad que no hemos podido hacer Asambleas ni encuentros. No hemos querido poner ni pondremos en riesgo a las familias. Eso no significa que no hayamos estado trabajando. A much@s la pandemia nos cogió volviendo de defender a nuestras familias en el Parlamento de Navarra a escasas horas del confinamiento.

Hemos estado dando apoyo a muchos casos muy sensibles  y urgentes. Estoy seguro que en la próxima Asamblea podremos compartir alguno de ellos.

Esperemos que septiembre sea un nuevo punto para comenzar una “normalidad” que aún es incipiente. Ha habido muchos cambios tanto en la Asociación como en política sobre la gestación por sustitución que han pasado casi desapercibidos por los medios de comunicación y seguramente por los propios socios/as.

Me gustaría compartir una reflexión personal de los últimos cambios que se están dando a nivel político en España que no tiene que sé unánime pero que creo que debe ser compartida.

En España, la extrema derecha y el feminismo excluyente o institucional (que no todo el feminismo), se han afanado en intentar separar el posicionamiento español respecto a la gestación por sustitución del posicionamiento de los países de nuestros entorno (se ha regulado en Gibraltar en el 2021, y se ha aprobado la nueva propuesta en Portugal en Octubre del 2020). Por cierto, enhorabuena a las primeras familias gibraltareñas que ya se han beneficiado de este avance legislativo.

 

Para la extrema derecha, el modelo es el de Orban (punitivismo frente a la nuevas formas de familia) y aplicar medidas legislativas contra comunidades que se salgan de “lo normal”. El feminismo excluyente  coincidía en esa receta pero señalaba que no es porque fuesen moralistas, es que bebían del modelo de la cultura nórdica, según las mismas. Que unos copian el modelo de Orban nadie lo duda pero lo de que vendernos la moto de que repiten el modelo nórdico, ¿es cierto? Aquí abro esta reflexión.

 

El feminismo institucional excluyente español señalaba a Suecia como modelo a seguir. Lo aplican como ejemplo en posiciones más abolicionistas porque intentan hacernos creer que en Suecia ya no hay trata ni prostitución. Se suele ignorar el posicionamiento feminista hegemónico en países como Canadá (recordad que dicen que no hay casos de gestación subrogada, que son unicornios) en EEUU, Reino Unido o en Portugal, etc.. que lo importante eran el posicionamiento del feminismo hegemónico/institucional  de los países nórdicos. Y los nórdicos han vuelto a hablar recientemente.

 

En primer lugar con el gobierno progresista de Finlandia en donde en su programa llevan la regulación de la gestación por sustitución altruista. ¿Alguien ha oído a alguna feminista institucional española hablar sobre el posicionamiento de Finlandia? No. Nadie. ¿Algún grupo progresista ha hecho mención al modelo finlandés? No. ¿Se ha hablado del modelo finlandés en el Congreso del PSOE de esta semana? No. Silencio. ¿Alguien sabe por qué han decidido regular? Que la primera ministra socialdemócrata sea miembro de la comunidad LGTBIQ (como hija criada por dos lesbianas) ¿tiene algo que ver? Silencio.

 

En segundo lugar con el posicionamiento del Parlamento sueco instando al gobierno socialdemócrata del país a regular, de una vez por todas, la gestación por sustitución en su modelo altruista. Esto es de ahora, de julio del 2021. Lo ha decidido una semana antes de que el PSOE planteara, de nuevo, en su ponencia el considerar la gestación por sustitución como una forma de violencia como un último regalo de la Vicepresidenta Calvo antes de irse. (Que bien se respira en este país desde que no está, ¿no?) En todo caso, tampoco han dicho nada sobre Suecia. Silencio.

Ya no existe el modelo nórdico. Ha sido mágico. ¡Chas! Desapareció.Es interesante porque ahora no hay modelo al que seguir. El modelo nórdico ha desaparecido pero no lo sabíamos. Cuando escuchéis que usan el modelo escandinavo, directamente mienten.

Mientras tanto,  el otro socio en el Gobierno, Podemos en su rama estatal, intenta reforzar su posicionamiento contra la gestación subrogada e  intenta crear una propuesta de ley en donde se considere per se a la gestación por sustitución como violencia contra la mujer. Dicen apoyar su razonamiento en un texto de enero del 2021 en donde el Parlamento europeo vuelve a considerar que la explotación sobre la mujer (en su vertiente sexual, en su vertiente laboral, con cualquier finalidad que sea, incluida la gestación por sustitución) siempre será condenable.

Para que quede claro, el texto de enero del 2021 del Parlamento europeo lo firmaría Son Nuestros Hijos con los ojos cerrados. Condenamos cualquier tipo de explotación, como la explotación laboral en industria textil o el aborto forzado, o los matrimonios forzados o la gestación subrogada forzada. Pero no condenamos el matrimonio per se, ni condenamos la industria textil ni condenamos el aborto per se. Creo que es bastante fácil de entender.

Hace unas semanas en una charla organizada por el Instituto de las Mujeres, la delegada contra la  violencia de género,  (la canaria Victoria Rosell) señalaba a las familias por gestación subrogada como “compradores”, y dejaba entender que las familias así constituidas no eran familias, incluso dejaba caer que querían perseguir a las nuevas familias penalmente. En paralelo, la Ministra Ione Belarra hablaba de una legislación para todos los modelos de familias. Esto dentro del mismo partido en el mismo gobierno. En la misma charla del Instituto de las Mujeres, posiciones que buscaban puentes como la de Kika Fumero frente a la radicalidad de Rosell, siendo del mismo partido. Pero es que hace meses Rosell señalaba en redes sociales que los padres por gestación por sustitución “no eran delincuentes” frente a quienes les llamaban “compradores”. Ahora desde la institución, ¿se desdice?

Esta bipolaridad gubernamental creo que es el reflejo de esas mentiras primigenias (basadas en prejuicios) de las que parten sus posiciones.

 

Para acabar, el Parlamento europeo va dejando cada vez más claro la separación jurídica que se empieza a plantear entre la gestación subrogada voluntaria (a regular) y la forzada (condenable, claro está). Son varios los textos generados a finales del 2020 que apuntan a esa dirección en consonancia con el Tribunal Europeo de DDHH.

Nos encaminamos pues, en este 2021/2022, seguramente a una segunda oleada europea de regulaciones (portuguesa, gibraltareña, holandesa, finesa, sueca, etc..) mientras la posición española parece que va en contra de todas la tendencia europea y en contra de las directrices internacionales. Excepto la moralista de Arabia Saudita y siempre que la extrema derecha no gane en Italia.

 

Señoras/es del Ministerio de Igualdad, volvemos a insistir. Si quieren acabar con los casos de explotación, pueden contar con las familias para ayudarles. Hemos sido los primeros en denunciar malas praxis de clínicas, de agencias. Hemos sido denunciad@s por algunas de ellas por avisar de sus malas praxis, hemos acudido a defensores del pueblo autonómicos para señalar intermediarios y hemos acudido a tribunales llevando a agencias y a intermediari@s que se  beneficiaban de posibles delitos para ganar dinero.

 

Seguimos sin entender un posicionamiento punitivista que va en contra de lo hecho por todos los países de nuestro entorno que lo tienen regulado a los que indirectamente se les acusa, por parte de este Gobierno, de explotar a sus propi@s nacionales. Desde mi punto de vista, no es más que un posicionamiento fundamentalista y extremo, contrario al interés superior del menor y a los principios más fundamentales asentados por el TEDH,  que solo puede convencer a aquellos seguidores/as más acérrim@s que no tengan la capacidad de reflexionar. No subestimemos a la población española. Que les hayan/hayamos votado no significa que la mayoría de sus votantes y del resto de electores carezcamos de raciocinio y de pensamiento crítico.

 

Desde la Asociación Son Nuestros Hijos, por enésima vez, volvemos a hacer un llamamiento al actual Gobierno español  para gestionar la realidad de la gestación por sustitución de una manera seria y serena. Con datos y entablando a todas las partes y a entender de primera mano una realidad que, a día de hoy, parecen desconocer.

Defendemos la regulación como mejor instrumento para dar cabida a esta demanda social y a la vez para acabar con la mala praxis que se pueden dar en determinados casos. Ni pedimos una desregulación liberal ni pedimos un modelo determinado. Es su  responsabilidad como Gobierno y también lo es de los demás partidos políticos elegir el mejor modelo posible de regulación con el mayor consenso posible en la sociedad española. Es su responsabilidad. No la nuestra.

 

Cambiando de tercio, y volviendo a lo importante,  os deseo un feliz verano a tod@s los socios, socias y socies. Encaramos una nueva etapa que empezará en Septiembre del 2021 y en donde la Asociación necesitará de todas las manos posibles. Eso será en Septiembre y os pido, os pediremos manos y cabezas para tirar con más fuerza adelante.

 

Es hora de disfrutar de la familia y de visibilizarse.

Es hora de descansar y de volver en septiembre con las pilas cargadas.

Es hora, para aquellos que por el Covid19 habéis estado alejados de la familia, de reencontrarse.

 

Seguimos!

 

Feliz verano 2021.

Javier G. Costacora

Miembro Junta de SNH

 

 

 

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *