AUSTRALIA APUESTA POR REGULAR LA GESTACIÓN POR SUSTITUCIÓN

por

australia bebeEl caso del bebe Gammy, el niño con síndrome de Down dejado atrás por sus padres intencionales, supuso para Australia un shock.

Una de las consecuencias de esta triste historia fue la creación de una comisión que estudiase la situación de la técnica en toda Australia. Mientras en otros países los sectores más radicales de la sociedad -junto con quienes pretenden lucrarse a través de situaciones ilegales- acosan a la Gestación por Sustitución (GS) y a las familias así constituidas, Australia apostó por aprender y analizar.

La Mesa Redonda de la Comisión de Subrogación publicaba su recomendación el 24 de marzo de 2015. Su recomendación única: que se realizase una investigación rigurosa sobre la GS

Unos meses después, el 3 de diciembre de 2015, el Honorable Senador George Brandis, fiscal General de Australia se dirigía al Presidente de la Cámara de Representantes y del Comité Permanente de Política Social y Asuntos Jurídicos, Sr. George Christensen, para solicitar que el Comité llevase a cabo dicha investigación.

El Gobierno también ha nombrado al Juez Principal John Pascoe, de la Corte Federal de la Conferencia de La Haya, como integrante del Grupo de expertos, en Derecho Internacional Privado en filiación y gestación subrogada, que estudiará la viabilidad de establecer un marco internacional para la regulación de la subrogación.

Se espera que el informe definitivo esté listo antes del 30 de junio de 2016, pero el pasado 8 de febrero ya se avanzó una parte del mismo ante el Comité Permanente de Política Social y Asuntos Jurídicos.

Las conclusiones presentadas, aunque iniciales, son de apoyo total a la normalización de la GS, pues se ha identificado como la mejor forma de garantizar los derechos de todas las personas implicadas y prevenir cualquier tipo de abuso sobre la mujer o que se actúe en contra del interés superior del menor. El respeto a los derechos de niños, mujeres gestantes y familias solo será posible desde la regulación. Solo esa vía asegura la dignidad de tod@s porque, como en otras técnicas reproductivas (o en los trasplantes), una ley clara y ética es la mejor forma de garantizar los Derechos Humanos.
australia - mapa y bandera
El camino es legislar y Australia así lo ha entendido.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *