Octavio Granado reconoce la discriminación de nuestros hijos y se queda tan ancho

por

Hace unos días, nos pusimos en contacto con el Ministerio de Trabajo para denunciar la discriminación que se está produciendo por la denegación de las prestaciones de paternidad y maternidad a nuestras familias. Se están vulnerando principios constitucionales básicos, dejando en situación de desprotección a menores por el hecho de haber nacido en un modelo de familia determinado.
En nuestra carta, rogábamos la intervención del ministro para solucionar este problema haciendo la actuación del INSS congruente con la realidad social en la que vivimos. No olvidemos que existe una instrucción de la DGRyN (15317 de 5 de octubre de 2010) que permite la inscripción en el Registro civil español de los niños nacidos mediante gestación subrogada en el extranjero, respetando la filiación de origen de estos niños. Pero parece que esto no basta para nuestros hijos sean ciudadanos de pleno derecho.

Esta es la perla que nos regalaba el Sr. Secretario de Estado de la Seguridad Social como respuesta a nuestros ruegos a través de su Directora de Gabinete:

Estimado Sr. Secretario de Estado de la Seguridad Social, su respuesta nos deja perplejos.

Las situaciones protegidas son el nacimiento, adopción o acogimiento. El término «parto» que aparece en su escrito, en vez de nacimiento, es de libre interpretación por su parte. El tiempo destinado al cuidado del bebé en la prestación por maternidad puede ser disfrutado por cualquiera de los cónyuges independientemente del sexo.
Si fuera tal y como dice en su escrito, no sería posible conceder las prestaciones de paternidad y maternidad a los matrimonios de lesbianas, cuando se produce un nacimiento, sin embargo el INSS está concediendo dichas prestaciones sin ninguna traba. Una de ellas disfruta de la prestación de paternidad y la otra la de maternidad. Si fuera tal y como dice se estaría vulnerando el principio constitucional de igualdad entre sexos.
No nos olvidemos que el derecho a ser cuidado por sus padres, independientemente del sexo de los mismos, es del recien nacido, no de sus padres, o ¿es que a caso un niño tiene menos derechos a ser cuidado por sus padres durante las primeras semanas de vida dependiendo de cual sea el sexo u orientación sexual de sus padres?.
Les insisto en que reconsideren su postura, ya que actualmente vulnera principios constitucionales básicos y atenta contra el derecho superior del menor que prevaleze ante cualquier otro.
Atentamente,
Plataforma sonnuestroshijos
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *