Los hombres azules

por

Cuentan que, hace algún tiempo, en Sudáfrica, había un autobús que hacía un gran recorrido. Le llamaban el “Democrático”, pues en él podían subir tanto los blancos como los negros y el billete tenía el mismo precio para todos.

Pero los viajeros blancos ocupaban la parte delantera del autobús mientras que los negros iban en la parte de atrás. Ni que decir tiene, en la parte trasera los asientos eran más incómodos, más estrechos y saltaban con el mínimo bache como si quisieran huir de sus anclajes.
Día tras día los negros protestaban al conductor e insistían en que ellos pagaban igual y que por tanto tenían derecho a los asientos de delante, igual que los blancos. Y cada vez el conductor repetía: “los blancos delante, los negros detrás!”
Tanto insistieron y machacaron que al fin, un buen día, el conductor paró el bus en mitad del trayecto y bajo a todo el mundo. Reconoció al fin que los negros tenían razón y, para acabar con la discriminación, decidió que desde ese día ya no habría más negros ni blancos. Todos serían Azules. Y abriendo las puertas del autobús, gritó: “Todos arriba. Los azul claro que se sienten en la parte delantera y los azul oscuro que pasen atrás”.
Un buen día, el Sr. Rodríguez Zapatero decidió acabar con la discriminación en el matrimonio. Todos seriamos Cónyuges. Nos alegramos y festejamos al fin la falta de discriminación. Luego el Sr. Presidente mandó abrir la puerta del Registro y agregó: “Los cónyuges azul claro que se sienten delante y los azul oscuro que pasen atrás”. Y aquí estamos, peleando nuestros derechos y los de nuestros hijos. Como hace 5 años. Como hace 10 años, ó 20, ó 50. Igual.
Share

Comentarios

  1. Un comentario precioso y muy explícito…
    Enhorabuena. de verdad al autor. Estoy completamente solidarizada con vosotros y no únicamente como parte afectada, sino como firme defensora de la igualdad y de los derechos humanos. Acabo de añadir un enlace en mi blog:http://alicientes-alicia.blogspot.com.
    Ahora mismo voy a compartir tambien el contenido de esta entrada.
    Ya sabéis que tanto dicho blog como mi página de facebook, están a vuestra permanente disposición.
    Un abrazo y seguiremos luchando.

  2. Excelente artículo!!!!. A ver si esta pesadilla burocrática termina pronto. Abrazos. Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *